Últimos ejemplares a la venta de ‘Salitre48. Quique González en el disparadero’

Coincidiendo con el fin de la gira ‘Me mata si me necesitas’ de Quique González y Los Detectives, Esa canción me suena lanza una oferta por los últimos ejemplares en stock del libro Salitre48. Quique González en el disparadero. Así, todos los pedidos recibidos a través de este blog hasta el próximo 2 de octubre, último concierto de la gira, tienen un precio de 12 euros con envío a España incluido. Además, sorteamos tres ejemplares en Facebook y otros tres en Twitter entre quienes compartan este post de forma pública o hagan RT desde los perfiles de Esa canción me suena hasta las 12:00 horas del domingo 24.

Sigue leyendo

Anuncios

Quique González y Carlos Raya, juntos en la grabación de un DVD en directo en Mad Cool Festival

Quique González junto a Carlos Raya en la época de 'Salitre48'. Foto: Fernando Maquieira.

Quique González junto a Carlos Raya en la época de ‘Salitre48’. Foto: Fernando Maquieira.

Dos noticias importantes hoy que, en realidad, son una misma: Quique González y Carlos Raya volverán a trabajar juntos, y ese encuentro se producirá durante la grabación de un DVD en directo en el concierto que Quique González y Los Detectives tienen previsto ofrecer el próximo jueves 6 de julio dentro de la programación del Mad Cool Festival, en Madrid. Así lo han confirmado en rueda de prensa el director de este evento, Javier Arnaiz, y el propio González, que se ha mostrado encantado ante las perspectiva de reencontrarse con quien fue su primer productor, algo que no sucedía desde 2006, cuando se editó el DVD y CD en directo Ajuste de Cuentas, y ha calificado esta oportunidad que le ofrece Mad Cool Festival como «un regalo».

Sigue leyendo

La tarde que estuvimos en el disparadero

SALITRE CHEMA-23

Era pasada la medianoche cuando Carlos Raya respondió al teléfono. A pesar de lo avanzado de la hora el productor se encontraba en su estudio, trabajando, tal y como había aventurado Quique González unas horas antes, al justificar su ausencia: «Seguro que Carlos está ahora mismo grabando algo increíble, y esa es la razón por la que no está aquí, porque para él hay cosas más importantes que la exposición pública». Lo dijo durante el acto de presentación de Salitre48. Quique González en el disparadero, celebrado en la librería Cervantes y Compañía al atardecer del pasado miércoles 27 de abril. Una puesta de largo literaria y musical «emotiva y verdadera», según manifestó en Twitter Santi Alcanda, que ejerció como excepcional maestro de ceremonias y propició desde el primer momento ese clima de emoción que, con la complicidad de todos los asistentes, se respiró en este rincón de Malasaña hasta bien entrada la madrugada.

Sigue leyendo

A la venta ‘Salitre48. Quique González en el disparadero’

EL LIBRO QUE NARRA LA HISTORIA DE UN DISCO EMBLEMÁTICO CONTADA POR QUIQUE GONZÁLEZ, CARLOS RAYA Y OTROS PROTAGONISTAS

Maquetación 1Salitre48 es un álbum especial en la discografía de Quique González y, sin duda, también uno de los más queridos por los seguidores del rockero madrileño. Publicado el 21 de mayo de 2001, el disco encierra una peculiar historia, marcada por el hecho de haber sido editado a partir de maquetas de canciones grabadas de forma artesanal en casa del productor Carlos Raya.

Sigue leyendo

Quique González. Certezas que hieren, canciones que redimen

_MG_5983

Cuando llegamos al valle son más de las tres de la tarde. Es un viernes de principios de septiembre y Quique González nos espera en su casa, cercana a Villacarriedo, en la que pasaremos los próximos tres días. Estamos hambrientos, pero cuando nos disponemos a salir a comer es la ansiedad la que nos devora a nosotros: «¿Escuchamos antes el disco?». ¡Joder!, claro. Abrimos unas cervezas mientras el músico se acerca al ordenador, en cuyo disco duro guarda la mezcla final del álbum grabado en Tarragona, en el estudio La Casa Murada. Difícil encontrar una definición más gráfica de la satisfacción que la expresión que en este momento se asoma al rostro del rockero madrileño afincado en Cantabria. Hemos dejado la puerta entreabierta y en cuanto comienzan a sonar en los monitores del estudio los acordes iniciales del primer tema entra Kima como un ciclón y se abalanza sobre su dueño. «Esta se llama Detectives», dice Quique en tono de confidencia, mientras se funde en carantoñas con su perra. Zafándose un momento de los lametones confiesa a continuación que ha decidido bautizar así a la banda, de manera que cuando salga el disco dentro de unos meses lo hará anunciado como ‘Quique González y Los Detectives’.

Durante los próximos 40 minutos sólo se escuchará la música, salpicada cada poco por exclamaciones entrecortadas que expresan admiración, sorpresa o emoción contenidas. Cuando las 10 canciones que componen el trabajo han dejado de sonar, se produce un silencio espontáneo, que precede a una efusiva demostración de alegría. Aún volveremos a escuchar este Me mata si me necesitas del tirón una vez más antes de salir definitivamente con dirección al restaurante Las Piscinas de Villacarriedo. Al llegar sale a recibirnos Fonso, íntimo amigo del músico y su mayor apoyo en estos valles de belleza casi insultante. Él fue la primera persona en escuchar el nuevo trabajo del artista, al margen de los músicos que lo grabaron, y desde entonces no ha dejado de sonar en su coche. En el encuentro hay abrazos, risas, amistad sincera. Fonso pregunta qué nos apetece comer. «¿Qué tenemos hoy?», contraataca Quique González. Al jovial dueño de Las Piscinas pocas veces se las ponen tan en bandeja: «¿Que qué tenemos hoy? ¡Tenemos el mejor puto disco, Quique!».

Sigue leyendo

Pasa la vida en Galileo Galilei

Quique GalileoAquellos días todo sucedía veloz. Quien más quien menos lucía ya algún zurcido en el traje, un disparo en el zapato o la niebla de una pena en la mirada, pero conservábamos el valor que da la inconsciencia y la alegría de creernos a salvo de todo. La desgracia siempre era ajena y las madrugadas nuestras. No habíamos sido todavía heridos por certezas: ignorábamos que los amigos fallan, que el amor puede resistir más cuando está roto y que mañana quizás sea tarde para abrazar a tus padres. Aquellos fueron los días en que Quique González publicó Salitre48 y una noche fuimos a su encuentro a Galileo. Sería el primero de bastantes conciertos allí. Aún no existían las canciones que nos hablarían de pájaros mojados, de aviones en tierra, de kamikazes enamorados, de desperfectos, de avería y de redención, pero eso es justo lo que fuimos a buscar, aunque no lo sabíamos. Habíamos partido de viaje hacia lo incierto y aquel tipo tímido que se apoyaba en la seguridad de Carlos Raya nos prestó sus mapas. Todo lo que había en ellos se limitaba a miles de trayectos señalizados entre canciones que todavía estaban por escribir.

Sigue leyendo

DuMMie: de jardineros en el hielo y choques frontales

El universo DuMMie aparece repleto de metáforas desde el mismo nombre de la banda, que hace referencia a los crash dummies, esos maniquíes que se utilizan en las pruebas de seguridad de los automóviles y que, como los músicos que hoy pelean por salir adelante, en su destino está encajar golpes. También hay simbolismo en el nombre de su primer disco, Un jardinero en la Antártida, que alude a quien en ocasiones tiene complicado trabajar por muchas ganas que le ponga, ya que es difícil segar la hierba cuando está helada. Sin embargo, ni el maniquí ni el jardinero pueden dejar de ser lo que son, exactamente igual que quien no concibe otra forma de vida que no sea la de dedicarse a lo que ama: la música. Es lo que les ocurre a los miembros de DuMMie, un grupo que mezcla estilos con una base jazzística y que acaba de presentar una interesante iniciativa: Choque frontal. El 8 de abril actúan en Madrid, en la Sala Galileo.

Sigue leyendo

Quique González al reencuentro con su pasado

guitarraEste sábado 28 Quique González comienza en Salamanca su nueva gira, ‘Carta Blanca’, una serie de conciertos en solitario y en formato acústico en el que cada show será distinto, ya que el público tendrá, como el nombre indica, libertad para determinar el repertorio a través de sus peticiones. Sin embargo el músico no ha querido –o no ha podido– esperar en el vestuario el arranque de la gira, y en la noche del jueves saltó al campo a calentar, organizando en un bar de Madrid un ensayo general abierto a unos pocos incondicionales. Esa misma mañana, mientras bajaba hacia la capital desde su querido valle cántabro fue invitando por whatsapp a algunos amigos y conocidos, y por la tarde hizo extensiva la invitación a los 30 seguidores más rápidos de su página de facebook. Fue suficiente para que a las nueve y media de la noche la sala Fotomatón estuviera llena de rostros expectantes que observaban cómo Quique González subía al escenario sonriendo, se colgaba su Gibson y se disponía a dar carta blanca.

Sigue leyendo

Ajuste de cuentas en La Riviera

Joe Henry tocaba en el Teatro Lara y, minutos antes del bolo, en la barra del vestíbulo Quique González tomaba una cerveza con Iván Ferreiro comentando que en unos meses comenzaría una gira con uno de sus ídolos de siempre, José Ignacio Lapido, con quien acababa de hablar por teléfono. “Le hemos puesto un nombre que mola, Soltad a los perros”, decía Quique con esa expresión característica que se le pinta en el rostro cuando vive algo intensamente. Por eso a Ferreiro, que conoce a González desde hace años y que participó en un disco y DVD en directo del madrileño llamado con toda intención Ajuste de cuentas, no le costaría imaginar que esta gira sería para su amigo precisamente eso, una forma de satisfacer una deuda, una excusa para resarcirse. Después de recorrer varias ciudades, Soltad a los perros llegó en la noche del sábado a Madrid, a la sala La Riviera, donde quedó claro que, efectivamente, este proyecto conjunto de José Ignacio Lapido y Quique González es un ajuste de cuentas en toda regla. Un acto de justicia entre los dos músicos, hacia ellos mismos y hacia sus canciones.

Sigue leyendo

Quique González y José Ignacio Lapido: “A ambos nos han soltado los perros alguna vez”

QUIQUELAPIDO-2Antes de conocerse en persona se descubrieron en sus respectivas canciones, de manera que cuando hace casi una década José Ignacio Lapido y Quique González se vieron las caras por primera vez ya estaban unidos por invisibles pero sólidos lazos de respeto y complicidad. Lapido lo resuelve en un disparo: “Cuando conocí a Quique supe que era uno de los nuestros”. Con el paso del tiempo esa sintonía, que trasciende lo puramente musical, se fue acrecentando y llegaron los halagos públicos, las canciones prestadas, los fugaces momentos compartidos en escenarios… Y siempre un objetivo en el punto de mira, emprender ‘algo’ juntos. Después de años imaginándolo, estos dos cazadores de emociones están a punto de cobrar una presa muy deseada. Lo harán a partir del 11 de octubre en la gira conjunta que acaban de presentar y que no puede tener un título más rotundo y cargado de intención: ¡Soltad a los perros!

Sigue leyendo

¡Soltad a los perros! Gira conjunta de Lapido y Quique González

Esta podría ser la crónica de una gira anunciada, porque en los últimos años han sido numerosas las ocasiones en las que tanto Quique González (Madrid, 1973) como José Ignacio Lapido (Granada, 1962) se han referido a la posibilidad de aliar sus ejércitos, —del rock, se entiende— y salir juntos a la carretera. Ya se puede anunciar que a partir de octubre se enrolan en una gira conjunta que llevará por título toda una declaración de intenciones: ¡Soltad a los perros! Es una noticia largamente esperada y muy deseada, en primer lugar por ellos mismos (González y Lapido se profesan devoción mutua) pero también por la legión de seguidores que el guardián de la pantera y el dueño del perro mágico comparten. Sigue leyendo

La magia de la primera vez. Quique González estrena ‘Clase media’ con Ricky Falkner

Es la magia irrepetible de la primera vez. Esa en la que reconoces a quien se quedará con tu corazón, o en la que ves a tu mejor amigo quemándose la mano por ti, o en la que te arriesgas, como en el poema de Bukowski, a quedar atrapado frente a los ojos de una pantera. Nada hay comparable a esa sensación de pisar por vez primera el terreno que conformará tu hogar emocional, aquel en el que eres feliz. A ese lugar pertenecen también determinadas canciones que aún no conoces. Algunas ya existen y otras están por escribir, pero todas ellas se te clavarán un día en los huesos. Porque esas canciones siempre acaban por llegar y, cuando lo hacen, eres consciente de que no olvidarás lo que sentiste al descubrirlas. Por todo ello, si aún no has escuchado Clase media no te preocupes, estás de suerte: todavía puedes hacerlo por primera vez.

Sigue leyendo

Como aviones en tierra

file7721262917953

Chema Doménech

Cada tarde se sentaban en el escalón del portal de un edificio que amenazaba ruina, conscientes de que en cualquier momento se les vendría encima. Quizás, en su ingenuidad, confiaban en salir indemnes. Allí fumaban algunos cigarrillos y se besaban o se gritaban, según el día. En todo caso, siempre se hacían pedazos.

Aquel portal de Madrid entre Quintana y El Carmen fue durante años su rincón en el mundo, el lugar en el que cientos de veces se prometieron un amor que sabían imposible y, por tanto, indestructible. Por eso insistían en la trampa. Su empeño en quererse era más tozudo que la realidad, que percibían deformada por el filtro de la tristeza. Ella la llevó incrustada en el alma desde que era una niña, y él se enamoró precisamente de esos ojos tristes, en los que nunca aprendió a mirarse.

Desde el principio ambos se contagiaron de lágrimas y se acostumbraron a las madrugadas frías de la pena. Lloraron cada uno de los golpes y nunca se ahorraron un reproche. Lo dieron todo, y todo lo que consiguieron fue nada.

Una tarde de extraña calma acordaron que, cuando al fin se perdiesen en la inevitable tormenta, volverían a encontrarse en aquel portal. ‘Te estaré esperando aquí’, dijo ella, convencida de su mentira. Media hora después, él se alejó caminando hacia Ventas sabiendo que no cumpliría el trato. Antes de llegar al puente vislumbró el final, y tuvo claro que tenía que hacerlo. Aquella noche fue la última que lo cruzó con lágrimas en la cara.

Remontar el vuelo se hizo difícil, y a veces se buscaron como aviones en tierra. Pero ambos unieron sus fuerzas hasta lograr distanciarse definitivamente. En su afán por destruir, construyeron un final desastroso, un adiós amargo a la altura de su historia. Y nunca volvieron a verse.

Hace poco él regresó al portal de ese edificio que ya no existe. Fue puro azar, no un acto premeditado y tampoco temerario, ni siquiera valiente. Se sabía fuera de peligro porque los escombros de aquella ruina se habían retirado hacía mucho tiempo. Se sentó donde acostumbraban a hacerlo juntos, buscó un pitillo y lo prendió mientras observaba sorprendido cómo había crecido la ciudad. Nunca imaginó que aquellos solares vacíos pudieran algún día albergar los relucientes edificios que, ante sus ojos, se estiraban hacia el sol. Se sintió afortunado, pese a todo, de haber habitado en la penumbra de aquellos ojos tristes. ‘Te estaré esperando aquí’, le había prometido ella. ‘Al final no me mintió’, pensó.

Después se levantó, apuró el cigarrillo y, esbozando una levísima sonrisa, se despidió de la tristeza.

Si quieres unirte a la página de Esa canción me suena en Facebook, pincha aquí. Si también nos quieres seguir en Twitter, aquí.

LEIVA: “Se sufre menos al escribir cuando tienes cosas de las que despojarte”

Leiva1--644x362Es un intenso día de promo y Leiva lleva horas desenchufado del mundo, así que ignora que su amigo Quique González acaba de sufrir un accidente casero. Quique se ha hecho un corte con un cuchillo en la mano izquierda y la avería es seria, hay que operar esta misma tarde y, por lo pronto, ha cancelado el concierto que tenía programado en Santiago cuatro días después. Cuando, tras los saludos, le comunicamos la noticia, Leiva comienza a encadenar preguntas con gesto desencajado: “¿Pero qué me estás contando?, ¿cómo que operar?, ¿por qué no me ha llamado?”. Automáticamente pide disculpas y unos minutos para telefonear al amigo, pero éste no responde a la llamada. Marca entonces el número de César Pop, quien lo tranquiliza sobre el alcance de la lesión: no es grave pero requiere pasar por el quirófano y un tiempo de recuperación. Leiva se recuesta en el sofá, aliviado, y sin darse tiempo para pensarlo informa a su equipo de que esa misma noche saldrá para Cantabria. “Arreglamos la promo en el norte y la hacemos estos días, tengo que estar con Quique”.

Sigue leyendo

En el valle con Quique González. Así será ‘Delantera Mítica, Obra Completa’

27

“Te lo voy a contar, tío”, dijo Quique González mientras se encendía un pitillo en la puerta del garito, tras el bolo de unos amigos. “De momento guárdatelo, ¿vale?”, añadió antes de soltar el humo y la noticia que le quemaba dentro: en otoño se publicaría una edición integral de Delantera Mítica. Sería un triple CD con las canciones del álbum en las tres versiones que completan su proceso vital, es decir, las maquetas originales, la grabación realizada en Nashville y los temas interpretados en vivo durante la gira. También se incluiría un libreto con textos del autor sobre cada canción. “Sé que te importa. ¿Por qué no vienes a Cantabria unos días y escribes algo?”. Semanas después de esta conversación y de aceptar la invitación del músico a su refugio en el valle cántabro, ya hay primicia. El 22 de octubre verá la luz Delantera Mítica, Obra Completa, una edición limitada y numerada del noveno disco del rockero madrileño. Esa canción me suena publica hoy algo que también le quema dentro: la crónica en exclusiva de unos días de ilusión, amistad y música mientras se gestaba este proyecto.

Sigue leyendo

Tras los pasos de La M.O.D.A., La Maravillosa Orquesta del Alcohol

La M.O.D.A

Joselito, Alvar, David, Adán, Jorge y Caleb, La M.O.D.A.

Hace unos meses, seis chavales de Burgos se subieron a una furgoneta y se fueron a recorrer Francia durante una semana. Con ellos llevaban sus instrumentos musicales, un puñado de camisetas de tirantes y unas ganas infinitas de hacer lo que pretendían: tocar sus canciones allá donde les dejaran, ya fuera en las calles, en los parques, en un hotel de las afueras o en un bar del centro. Aunque semejante aventura quedaría registrada para siempre en su recuerdo, también la inmortalizaron en imágenes, obteniendo así material para el videoclip del adelanto de su primer disco de larga duración, que están a punto de presentar bajo el título ¿Quién nos va a salvar? El trabajo verá la luz a finales de septiembre, ha sido producido por el músico burgalés Diego Galaz y cuenta con la colaboración de Quique González, que ha grabado un tema. Hoy seguimos los pasos a La M.O.D.A., La Maravillosa Orquesta del Alcohol.

Sigue leyendo

Rebeca Jiménez: “Me gustaría irme a grabar a EEUU”

CHEMA5Cuando tenía seis años, Rebeca Jiménez paseaba una tarde de la mano de su padre por la Plaza Mayor de Segovia, su ciudad natal. Se encontraron con una mujer y, al pararse a saludar, él se dirigió a la pequeña y le dijo: “Mira Rebeca, te presento a tu profesora de piano”. En ese preciso momento sitúa ella el inicio de su historia de amor con la música. La voluntad de su padre llevaría a la niña Rebeca a estudiar solfeo y piano en el conservatorio y a adentrarse en un mundo que ya no abandonaría. Después vinieron los estudios de física y los de interpretación y los coqueteos con el cine y con la música electrónica. Hasta que un día, sentada ante el piano, decidió enfilar el camino que le marcaban los latidos del corazón.

Sigue leyendo

Jose Nortes: “Cuanto más claro lo tienes, peor productor eres”

1Existe un lugar en el mundo en el que una bañera oxidada y unos viejos tablones crean el latido suficiente para que palpite el corazón de algunas canciones. En el que los futuros héroes cantan sus pequeños desastres encerrados en despensas diminutas y los grandes capos estrellan sus voces de trueno contra un rincón, como niños traviesos castigados de cara a la pared. Donde los azulejos del cuarto de baño se alían con guitarristas de oro para extraer de su sonido hasta el último quilate. Ese lugar es una fábrica de ilusión que huele a pájaros mojados y conserva las memorias de la carretera. Allí se forman dúos, tríos y otras perversiones, los relojes marcan la hora de los gigantes y  los días son de vértigo. Ese lugar está en este mundo pero pertenece a otro. Percibiendo el aroma de la historia del mejor pop rock nacional reciente nos adentramos en La Cabaña, puerta de acceso al apasionante mundo de Jose Nortes.

Sigue leyendo

Fabián: ‘(La brisa leve) La luz distinta’

Fabián - (La Brisa Leve) La Luz Distinta - coverSi es cierto que todos somos lo que fuimos en la infancia o, como decía Saramago, que ‘uno siempre va con el niño que fue’, el músico leonés Fabián debió de ser uno de esos críos a quienes la ilusión les alimenta más que la merienda. Escuchando su nuevo disco, (La brisa leve) La luz distinta, no es difícil imaginarlo la víspera del comienzo del curso preparando cuidadosamente cuadernos, lápices y rotuladores, negando al azar cualquier opción de estropear la emoción del primer día de aventura. El adulto Fabián tampoco ha descuidado ningún detalle en este precioso trabajo discográfico -es habitual, tampoco lo hizo en sus tres discos anteriores-, en el que vuelca la ilusión infinita que probablemente le sobraba a aquel niño que fue.

Sigue leyendo

Rock en estado de gracia

aperturaTras el concierto, los restaurantes seguían ofertando en sus carteles lechazo y Ribera del Duero. Eso ayudó a situarnos de nuevo en Valladolid, después de que Quique González y su banda convirtieran durante un par de horas la calurosísima sala polivalente del Laboratorio de las Artes de la capital castellana en un garito del middle east estadounidense impregnado de olor a madera. El desprendido por las guitarras, las mandolinas, los violines o el contrabajo erigidos en protagonistas de este arranque de gira de Delantera Mítica que se podría definir con una sola palabra: rock. Venga, una más: ilusión. “Estamos de vuelta, amigos”, anunció al público un exultante Quique González que se mostró anoche rockero e ilusionado como nunca.

Sigue leyendo

Basilio Martí. ¿Y si todo fuera un ‘Lapsus’?

basilio-marti-28-02-13Aparco la moto y echo un vistazo a la entrada del Café Comercial, en la Glorieta de Bilbao, en Madrid. Llego con antelación a la cita, así que barajo la idea de acercarme un momento hasta la placita dedicada a Antonio Vega en plena Malasaña, a tiro de piedra. Sin embargo, decido que aún es pronto para visitar el pasado. Más tarde habrá que hacerlo, eso seguro, pero lo que me ha traído hasta aquí esta mañana de sábado es el presente, el de un músico que, curiosamente, aparece en una vieja Vespa restaurada de los años 70 y trae en la mochila un disco que todavía no ha empezado a distribuir en las tiendas. Definitivamente, hoy visitaremos el pasado, el presente y el futuro, me digo mientras me acerco a saludar a un sonriente Basilio Martí.

Sigue leyendo

Delantera Mítica y las noches de euforia

58611_10151408297240505_200868871_nFinales de noviembre de 2012. Son las nueve de la mañana y Quique González acaba de aterrizar  en Madrid en un vuelo procedente de Nueva York. Los últimos dos días los ha pasado en la Gran Manzana, desconectando de la que ha sido su rutina durante las semanas que ha permanecido encerrado en el estudio de grabación del productor Brad Jones, en Nashville, registrando el noveno álbum de su carrera, Delantera Mítica. Quique llega a Barajas solo, sin apenas dormir, cansado pero con el alma en un estado efervescente  provocado por la certeza de que lo que trae en la maleta es el disco con el que lleva soñando dos largos años. O quizás muchos más.

Sigue leyendo

Madrid, noche de jueves

Quique González y César Pop.

Quique González y César Pop.

Hay músicos que se levantan tarde, encienden un petardo y dejan que se escape el día escribiendo canciones míticas. Otros se ganan el pan encima de una moto de repartidor, y recorren las calles mientras dibujan en sus mentes líneas de acordes que volarán la cabeza de alguien. Algunos madrugan, se cubren los tatuajes con camisa y traje y fichan en la oficina, esperando la hora de salir para acercarse al local de ensayo o al garito donde toca un colega con quien subir al escenario a ‘cantarse’ una. Hay músicos que revientan rivieras pero se quitan el sombrero de rockstar ante el arte de otros que no son ni tan flacos ni tan famosos. Todos ellos existen, aman la música por encima de todo y se dejan ver de vez en cuando, en noches en las que deciden salir a jugársela. Noches anónimas que de improviso reclaman su derecho a ser inolvidables.

Sigue leyendo

Una espera mítica

Foto: Fernando Maquieira

Foto: Fernando Maquieira

Como el viaje que comienza a disfrutarse desde el momento en que se planea, mucho antes de llegar al destino, Quique González lleva meses propagando una ilusión muy contagiosa por su próximo disco, Delantera mítica, que verá la luz el 19 de febrero. A pesar de estar todavía inédito, el músico madrileño ya ha conseguido con este trabajo levantar una expectación inusitada tanto entre sus seguidores como en las redacciones de publicaciones especializadas. Grabado durante tres semanas de los meses de octubre y noviembre pasados en Nashville (EEUU), en los mismos estudios donde se registró Daiquiri Blues y con el mismo productor, Delantera mítica es en estos momentos el equivalente a una promesa de felicidad absoluta para los miles de fans de Quique, que reciben cada novedad que se va conociendo con genuino y alborotado entusiasmo. Alimentemos un poco más la ilusión hasta el 19 de febrero, día en que acabará esta emocionante y mítica espera.

Sigue leyendo

César Pop: “Si la emoción no empieza por ti, algo falla”

Llega al lugar de la cita sonriendo tras sus Ray-Ban Wildfire. Es un tipo alto y delgado, amable y educado. César García Miranda (Navia, Asturias, 1978), artista conocido como César Pop, sueña con la música desde niño. Fue muy fan de Pereza y acabó siendo su pianista durante años, tras militar en grupos como Los Débiles, Babylon Chàt o Le Punk. Ahora toca el piano y los teclados en la banda de su mejor amigo, Leiva, con quien está inmerso en su gira ‘Diciembre’. Hace justo un año decidió presentar sus propias composiciones y editó ‘Te llames como te llames’, un álbum preciosista que dice mucho de su talento para escribir canciones bonitas, aunque a veces se lo tengan que recordar los amigos. Los mismos que lo definen como un músico exquisito. Sigue leyendo