Ajuste de cuentas en La Riviera

Joe Henry tocaba en el Teatro Lara y, minutos antes del bolo, en la barra del vestíbulo Quique González tomaba una cerveza con Iván Ferreiro comentando que en unos meses comenzaría una gira con uno de sus ídolos de siempre, José Ignacio Lapido, con quien acababa de hablar por teléfono. “Le hemos puesto un nombre que mola, Soltad a los perros”, decía Quique con esa expresión característica que se le pinta en el rostro cuando vive algo intensamente. Por eso a Ferreiro, que conoce a González desde hace años y que participó en un disco y DVD en directo del madrileño llamado con toda intención Ajuste de cuentas, no le costaría imaginar que esta gira sería para su amigo precisamente eso, una forma de satisfacer una deuda, una excusa para resarcirse. Después de recorrer varias ciudades, Soltad a los perros llegó en la noche del sábado a Madrid, a la sala La Riviera, donde quedó claro que, efectivamente, este proyecto conjunto de José Ignacio Lapido y Quique González es un ajuste de cuentas en toda regla. Un acto de justicia entre los dos músicos, hacia ellos mismos y hacia sus canciones.

Sigue leyendo

Anuncios

Quique González y José Ignacio Lapido: “A ambos nos han soltado los perros alguna vez”

QUIQUELAPIDO-2Antes de conocerse en persona se descubrieron en sus respectivas canciones, de manera que cuando hace casi una década José Ignacio Lapido y Quique González se vieron las caras por primera vez ya estaban unidos por invisibles pero sólidos lazos de respeto y complicidad. Lapido lo resuelve en un disparo: “Cuando conocí a Quique supe que era uno de los nuestros”. Con el paso del tiempo esa sintonía, que trasciende lo puramente musical, se fue acrecentando y llegaron los halagos públicos, las canciones prestadas, los fugaces momentos compartidos en escenarios… Y siempre un objetivo en el punto de mira, emprender ‘algo’ juntos. Después de años imaginándolo, estos dos cazadores de emociones están a punto de cobrar una presa muy deseada. Lo harán a partir del 11 de octubre en la gira conjunta que acaban de presentar y que no puede tener un título más rotundo y cargado de intención: ¡Soltad a los perros!

Sigue leyendo

Pidiendo imposibles

lapidoSe despertó con el aguijón de la resaca picoteando en su cerebro y la herida de una torpe nota manuscrita con dos frases todavía sangrándole en el pecho. “Eres un tipo maravilloso pero me he confundido. Espero que seas feliz”. Se incorporó y puso los pies en el suelo temerosamente, como tanteando el terreno, sabiéndose al borde del abismo. La sensación no era nueva, ya estuvo borracho y derrotado muchas veces antes, pero ahora también estaba cansado. Tanto que al tratar de levantarse le faltaron las fuerzas, como durante toda su vida le había faltado el coraje. Se volvió a tumbar y cerró los ojos, y entonces vio con nitidez el desastre que se avecinaba.

Sigue leyendo

¡Soltad a los perros! Gira conjunta de Lapido y Quique González

Esta podría ser la crónica de una gira anunciada, porque en los últimos años han sido numerosas las ocasiones en las que tanto Quique González (Madrid, 1973) como José Ignacio Lapido (Granada, 1962) se han referido a la posibilidad de aliar sus ejércitos, —del rock, se entiende— y salir juntos a la carretera. Ya se puede anunciar que a partir de octubre se enrolan en una gira conjunta que llevará por título toda una declaración de intenciones: ¡Soltad a los perros! Es una noticia largamente esperada y muy deseada, en primer lugar por ellos mismos (González y Lapido se profesan devoción mutua) pero también por la legión de seguidores que el guardián de la pantera y el dueño del perro mágico comparten. Sigue leyendo

José Ignacio Lapido y la rendición del rock and roll

“Al final aprendí la lección, la vida es como un artefacto que funciona bien a ratos pero siempre acaba por fallar. Olvidé que alguien ya me advirtió, el tiempo hará el trabajo sucio, con él no vale ningún truco, ni da ninguna explicación”.

Quizás estas palabras, que forman parte del tema “Sueños que dejamos ir”, resumen perfectamente la visión lúcida, a veces cínica y otras brutalmente honesta, que José Ignacio Lapido imprime a las canciones que escribe. Letras que proceden de la reflexión serena de alguien que ostenta simultáneamente dos títulos: el de “maldito” del rock and roll y el de músico de culto. En cualquier caso y etiquetas aparte, son muchas las voces autorizadas que lo señalan como uno de los mejores compositores que ha dado la música en castellano en los últimos años. Y algunos de los músicos que conozco afirman abierta y rotundamente que Lapido es el mejor, que nadie escribe rock como él.

Sigue leyendo