Gracias, Enrique

Lluvia de canciones durmiendo a la intemperie, ajenas a la fiebre de la noche del viernes. Nadie las recoge, bajo la tormenta, el último noviembre de los años 90.

Tarde de Perros. Quique González.

Hoy se cumplen 12 años del día en que aprendí que se puede llorar la muerte de alguien con quien sólo has cruzado un par de saludos y sentir esa marcha como la de un ser querido del entorno más íntimo. El 17 de noviembre de 1999, el último noviembre de los años 90, murió en Madrid Enrique Urquijo, el músico español que de forma más certera ha sabido reflejar en sus canciones los sentimientos que afloran de la melancolía y la tristeza. El autor de la banda sonora de varias generaciones de seguidores que, 12 años después de su muerte, siguen deambulando por los mismos paisajes que Enrique transitó corriendo hasta la mañana o persiguiendo sueños hechos pedazos.

Sigue leyendo

Anuncios

Jorge Marazu, imposible de parar

En ocasiones ocurre. No es algo premeditado, ni forzado, ni artificial. No sirve de nada provocarlo pero tampoco puede evitarse, simplemente hay que dejar que pase y disfrutar la sensación. Porque no todos los días se tiene la suerte de descubrir canciones que, abriéndose paso fugaces y precisas como flechas buscando diana, se hunden en lo más íntimo de uno mismo, allí donde las emociones y los sentimientos conviven con las melodías y las palabras que un día escribieron e interpretaron tipos que parecían conocer los recovecos de almas ajenas aunque afines. Tipos cuya música perfila los sueños, las alegrías y los fracasos propios. Tipos, en definitiva, como Jorge Marazu.

Sigue leyendo