Massena. Más que un lugar en el mapa de Norteamérica

Massena.

Massena.

Me gusta fijarme en los detalles, en esas pequeñas cosas insignificantes a primera vista pero tantas veces reveladoras, y por eso siempre que puedo intento conocer la trastienda, no sólo lo que ofrece el escaparate. Lástima que en el periodismo actual no haya generalmente  tiempo, espacio, ni lugar -ni a veces ganas- suficientes para contar lo que realmente late detrás de cada historia.

Massena es una pequeña ciudad estadounidense del estado de Nueva York, situada muy cerca de la frontera con Canadá y de origen francés. Al parecer, su  nombre proviene de André Masséna, uno de los mariscales de campo de Napoleón Bonaparte. ¿Alguien lo sabía? Yo tampoco. Resulta que hace un tiempo unos músicos enamorados de la cultura sonora norteamericana decidieron crear una banda. Valorando el nombre con el que bautizar aquel invento, a uno de ellos se le ocurrió posar el dedo al azar en un punto del mapa formado por  Estados Unidos y Canadá,  países de procedencia de los sonidos que siempre revoloteaban por su cabeza. Al levantar el dedo, la ciudad elegida a ciegas resultó ser Massena. A todos les pareció un buen nombre para un grupo que bebía de las fuentes de bandas como Wilco, The Jayhawks o Blue Rodeo, y con Massena se quedaron.

Esta pequeña historia, que no deja de ser anecdótica, es ilustrativa y sirve para hacernos una idea del tipo de música que va a sonar en el reproductor cuando pinchemos Quiero ser como tú, primer disco de larga duración del cuarteto madrileño que se presenta este viernes 23 de noviembre en la sala Moby Dick de la capital.

Grabado y mezclado totalmente en analógico en los estudios de Paco Loco en El Puerto de Santa María, Cádiz, Quiero ser como tú  reúne todas las influencias sonoras de la banda, que van desde el rock al country, desde el blues al folk. Géneros que se plasman en 11 canciones que, al estar muy poco producidas en estudio, reflejan de manera bastante fiel el sonido de Massena en directo, como podrán comprobar quienes se acerquen a Moby Dick este viernes.

Son canciones que dan preferencia al medio tiempo, con letras sencillas y muy buenos y trabajados arreglos instrumentales, en los que prevalece el sonido de las guitarras apoyadas en las bases de la sección rítmica, los teclados o el pedal steel. En conjunto, bonitas composiciones que gustarán a los amantes de la música de raíz americana, con ciertas dosis de melancolía (Un ángel triste, La puerta de salida, Un día jodido o la acústica Lo voy a intentar) pero también con pildorazos de rock enérgico como el que late en la blusera Volver a empezar o en Luz de gas.

El núcleo de Massena se formó en 2007 y lo compusieron originariamente Pablo Fernández Fraga (voz y guitarras), Rafael Granados (bajo) y Mario Velasco (batería). Grabaron dos EP, Un vulgar reflejo y Hace treinta años, en los que ya dejaban claras sus preferencias por las grandes bandas de rock americano. También se incorporaría al grupo Pere Mallén como guitarrista, dotando a Massena de un sonido más compacto y cercano al blues (el grupo ha participado en BluesCazorla, uno de los festivales del género más reputados por estos lares). Posteriormente, Mallén se embarcó en otro proyecto y actualmente forma parte de la banda de Julián Maeso, aunque sigue manteniendo colaboración con Massena en ensayos y directos, por ejemplo en el del próximo viernes. La incorporación más reciente ha sido la de Iñaki Aranda, ex teclista de Los Madison, grupo que dejó por circunstancias personales (léase falta de tiempo para atender los numerosos frentes vitales que conllevan un trabajo y una familia) pero que finalmente no pudo resistir la tentación de volver a acariciar las teclas y pisar escenarios y estudios de grabación. Iñaki tuvo el detalle de enviarme el disco hace unas semanas y se lo agradezco sinceramente.

Massena en Sevilla, abriendo el concierto de la banda canadiense Blue Rodeo.

Massena en Sevilla, abriendo el concierto de la banda canadiense Blue Rodeo.

Quien asista este viernes al concierto de Massena en Moby Dick podrá valorar la calidad de un grupo que ha subido a todo tipo de escenarios y que ha tenido la oportunidad de tocar con bandas de la talla de Los Lobos o Blue Rodeo, con esta última hace apenas 15 días, durante el concierto que el mítico grupo canadiense ofreció en Sevilla.

Sin duda, una  opción apetecible para escuchar buena música de influencia americana y acercarse a una banda que se bautizó dejando escoger al azar, que decidió que Massena ya no sería sólo una pequeña ciudad de origen francés situada a caballo entre EEUU y Canadá. Aquel día pasó a ser algo más que un lugar en el mapa de Norteamérica.

Si quieres unirte a la página de este blog en Facebook, pincha aquí. Si también lo quieres seguir en Twitter, aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s