Cazar el tiempo, escribir con luz

No conocía a Juanan Requena, pero en el primer correo electrónico que me envió hace meses me llamaba hermano. Se percibía una sensibilidad especial en la forma de redactar aquellas pocas líneas que hablaban con elocuencia acerca de cómo Salitre48 había hecho de él otra persona, y la emoción que le provocaba que hubiese publicado un libro sobre ese puñado de canciones que para él resultaron definitivas. Después de leer aquel mensaje prometí regalarle un ejemplar, cosa que pude hacer días más tarde a través de nuestro amigo común Fernando Maquieira. De esta manera accedí al universo de un artista inquieto, si es que alguno no lo es, en incansable búsqueda y ocupado en dar caza al tiempo, en atrapar el instante, por ejemplo éste, el mismo que acaba de esfumarse para siempre. Lo dejó escrito, como tantas cosas, Antonio Vega: «Camino sin ver el final y el paso que aún no he dado ya está atrás».

Sigue leyendo

Anuncios