Destino 48: Detrás de una montaña de sueños

promo-2

Por si alguien duda de su determinación para vivir subiendo y bajando de escenarios, ellos lo dejan claro y por escrito: «No voy a echarme atrás por una vida barata, mis canciones son mi traje y mi corbata». Es parte de la letra de A ras de cielo, corte de Sol de invierno, el nuevo álbum de Destino 48 que sale a la luz el 12 de septiembre. Se trata del segundo disco de este grupo joven formado en Gijón —todos sus miembros cuentan con edades entre los 20 y 25 años— tras Esto no es un simulacro (2013), y en él insisten en avanzar por el camino del rock en castellano por el que han transitado antes que ellos muchas de las bandas y solistas con los que crecieron. Referentes que están muy presentes a lo largo de esta colección de 11 canciones en las que brillan asimismo las principales virtudes de los asturianos: letras pulidas con talento y emoción, bonitas melodías y un cargamento de ganas y actitud. Credenciales suficientes para situar a Destino 48 «detrás de una montaña de sueños», como también se describen ellos mismos en la canción aludida al comienzo de este párrafo y que constituye su particular declaración de intenciones.

Sigue leyendo