Alberto&García: “En el folclore latinoamericano está todo el rock’n’roll del mundo”

Durante la semana santa del año pasado, por motivos que aún no han sido aclarados, en Asturias brilló el sol. Esos días que anunciaban que el verano estaba ya en camino y con él sus fiestas en los pueblos y sus noches de verbena propiciaron el nacimiento de En lo alto, una de las últimas canciones que Alberto&García escribieron para El buen salvaje, el disco en cuya gira de presentación están inmersos. Es una composición alegre y original, sin un estribillo claro, como si estuviera escrita a borbotones, que inspira ternura y pone de buen humor. Habla de alguien que se deja llevar por las circunstancias, que agarra al vuelo un momento feliz sin calcular las consecuencias (“Ay de mí mañana cuando me acuerde de hoy”) y que definitivamente baja los brazos y se entrega a sus sentimientos, que lo dejan en lo alto. Y es también una buena metáfora acerca de cómo esta magnífica banda asturiana afronta su oficio, que es a la vez su pasión: hacer canciones como esta y tocarlas ante el público, sin medir ninguna consecuencia.

Sigue leyendo

Anuncios

‘Voladores’ de Alberto & García: Sólo podía salir bien

10002814_10153898385611702_1561383504_n

Si la ilusión y el entusiasmo tuvieran rostros de carne y hueso y, por tanto, pudieran ser filmados, aparecerían todo el rato robando planos y protagonismo a los músicos de Alberto & García en Voladores, el disco-documental que la banda asturiana está a punto de estrenar. Porque sólo desde la ilusión y el entusiasmo, —unidos, claro, a una buena porción de locura y a otra aún mayor de talento y de buen gusto— puede concebirse y llevarse a término un proyecto como el que verá la luz en las próximas semanas. Una idea pionera además, porque probablemente es la primera vez que un grupo graba en España un disco en directo en diferentes localizaciones al tiempo que lo documenta todo en imágenes. De la complicada parte técnica se ha encargado el equipo de Moonlight Audiovisual, la productora que hace tiempo imaginó otra hermosa locura: combatir con música y belleza la pesadumbre de los Malditos Domingos.

Sigue leyendo