El año se acaba, la música no

guitarra masterEstos días en los que casi todos los medios musicales se afanan en publicar con mayor o menor fortuna listas con los mejores discos del año que termina, ando sumergido en canciones nuevas, entendiendo por novedad el hecho de que aún no han sido editadas. Convertido en una especie de joyero, el ordenador desde el que se escriben estas líneas guarda en este momento hasta tres magníficos discos que, si todo va como está previsto, verán la luz en este 2015 que llama a la puerta. Pocas satisfacciones hay tan grandes para alguien que escribe sobre música sin más pretensión que ahondar –también con mayor o menor acierto– en sus emociones que contar con la confianza de quien la crea, y recibir como preciosos tesoros esas canciones cuando todavía pertenecen a sus autores, antes de que irremediablemente se cuelen en las vidas de otras personas que las harán suyas.

Sigue leyendo

Anuncios