Romeo and Juliet en la memoria

El primer concierto que me impactó en esta vida no lo presencié en directo, sino en un flamante reproductor de vídeo que adquirió mi padre, un Sony sistema Betacam que entonces aún competía orgulloso con el VHS. A través de ese aparato me asomé a la grandeza de la música en directo y lo hice con una cinta regrabada que Álvaro, mi hermano mayor, llevó un día a casa y en la que unos tipos de pelo largo hacían sobre un escenario lo que a mí me pareció magia. En aquella copia grabada de la televisión, que junto a mi hermano visioné innumerables veces, el líder de la banda lucía una cinta de deportista alrededor de su frente, lo que le daba un cierto aire al entonces célebre tenista John McEnroe, y vestía una americana roja como su Fender Strato, de la cual arrancaba sin pestañear unos riff increiblemente limpios, precisos y eficaces.

Aquel tipo era Mark Knopfler y la banda Dire Straits, uno de los grupos que marcaron mi adolescencia y cuyas canciones, como los buenos amigos, siempre mantengo cerca. De hecho, hoy escribo esta entrada para reseñar una de ellas, Romeo and Juliet, preciada joya que forma parte del tesoro musical que guardo en el cofre de la memoria.

Porque en cualquier lista de canciones imprescindibles siempre figuararía con letras de oro este tema escrito por Knopfler y publicado por primera vez en 1980 en el disco Making Movies, tercero de la legendaria banda británica. Con el paso de los años, Romeo and Juliet ha conservado la esencia de lo que siempre fue: una obra inmortal que jamás perderá vigencia tanto por su brillante composición musical como por la historia que narra su letra, en la que se mezclan el amor, el despecho, el dolor y los corazones rotos. Como la vida misma.

Aunque el desenlace sigue derroteros distintos, Mark Knopfler se inspira en los célebres amantes imaginados por su compatriota Shakespeare para desgranar la crónica de un desamor, el de Romeo, que no alcanza a entender por qué Juliet, la misma que le prometía amor eterno, ahora lo considera simplemente uno más de sus romances intrascendentes.

El tema original comienza con un fondo de órgano en el que irrumpe una guitarra arpegiada a la que pronto arropa el piano (nada menos que el de Roy Bittan, pianista de la E Street Band de Springsteen, quien colaboró en la grabación de este disco) y la voz susurrante de Knopfler, que desde el comienzo dota a la obra de una emoción que va haciéndose más intensa según avanza la desdichada historia del protagonista, hasta provocar un nudo en la garganta. “Yo no lo puedo hacer todo, pero haría cualquier cosa por ti. No puedo hacer nada, salvo estar enamorado de ti”, declara un derrotado Romeo en la voz ronca y por momentos inaudible del genial músico.

Nueve o diez años después de que Álvaro trajera aquella cinta de vídeo a casa y con ella naciera mi amor por la música de Mark Knopfler, pude escuchar la canción por fin en directo, en el estadio Vicente Calderón. Aquel concierto de Dire Straits quizás haya sido uno de los que más he disfrutado nunca por diversas razones, entre ellas porque tenía 18 o 19 años. Pero la principal seguramente sea por haber podido vislumbrar de cerca la emoción en los ojos de Knopfler cuando sus dedos arpegiaban la guitarra y su voz susurrante se convertía en la de Romeo diciéndole a Juliet que viajaría a las estrellas por ella, en cualquier momento. Por haber tenido la ocasión de ser testigo directo de la historia que tantas veces me encogió el corazón sentado junto a mi hermano en el salón de mi casa, frente a un reproductor de vídeo Betacam.

Si quieres unirte a la página de este blog en Facebook, pincha aquí.


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Anuncios

Un pensamiento en “Romeo and Juliet en la memoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s