Los Madison. Pista abierta a “Compás de espera”

Portada de 'Compás de espera'.

No es ningún secreto que este blog, como buena parte de sus lectores, siente debilidad hacia Los Madison. Y no sólo por su música, aunque indudablemente ésta es lo importante, sino por el esfuerzo y el coraje con que la banda afronta su trabajo en un contexto muy desfavorable para quienes, ante la grave crisis del modelo de negocio musical, “sólo” pueden ofrecer calidad y buenas canciones. La primera entrada sobre ellos publicada aquí se titulaba Cuestión de actitud y, efectivamente, Los Madison tienen actitud para derrochar, y da la impresión de que su ilusión y ganas de escenario son capaces de derribar todas las barreras. Y si no, ahí está su público, cada vez más numeroso y diverso y entregado como pocos, dispuesto a arrimar el hombro para aupar a su banda al lugar que merece.
El 6 de marzo, bajo licencia del sello Warner Music, llega a las tiendas el tercer trabajo de estudio de Los Madison, Compás de espera, un álbum que ellos consideran el mejor de su carrera y en el que han depositado grandes expectativas. Hemos tenido el privilegio de escucharlo e incluso de que Txetxu Altube haya grabado el tema que da título al disco en un vídeo exclusivo para los lectores de Esa canción me suena. ¿Quieres verlo? Pues pincha aquí debajo y empieza a disfrutar porque la espera ya termina. Llega, por fin, Compás de espera.

Después de más de un año de trabajo intenso y minucioso en el estudio, Los Madison están convencidos de haber alumbrado el mejor disco posible. Cada uno de ellos ha puesto lo mejor de su talento al servicio de una colección de trece canciones nacidas de la sensibilidad de Txetxu Altube, a excepción de Lo que queda, joya concebida por ese otro artesano de la música que es César Pop y que en manos de los cuatro madison -los hermanos Txetxu y Carlos Altube, José Luis Martín y Alfonso Adánez- brilla en su esencia más rockera. El álbum se completa con una canción extra de descarga exclusiva a través de iTunes.

Foto: J.S. Matilla

Compás de espera, como los dos discos anteriores (Días de vértigo y Vendaval), ha vuelto a registrarse en La Cabaña Sonora, los dominios del druida José Nortes, quien una vez más asume el mando en la producción para despachar un álbum repleto de color en sonidos, con unos arreglos magistrales, que consigue concentrar el brío y la energía que la banda desprende en sus arrolladores directos y que sorprenderá a muchos. De hecho, escuchar el disco de un tirón provoca continuas sacudidas de asombro ante el nivel alcanzado por estos cuatro músicos que crecieron juntos enganchados a sus instrumentos en el madrileño barrio del Parque de las Avenidas que, por cierto, coincide con las iniciales de Asbury Park.

En cuanto a las canciones, son poderosos temas de rock con aire épico genuinamente Madison, quizás con una mayor concesión al sentimiento que en trabajos anteriores y con un Txetxu Altube inspiradísimo, escribiendo, cantando y respirando por heridas viejas y recientes como si los mayas tuvieran razón y efectivamente fuera a acabarse el mundo mañana.

Compás de espera o Ropa nueva son ejemplo de esas exquisitas canciones con fuerte carga sentimental en sus letras demoledoras, que emocionalmente tienen los devastadores efectos de un choque frontal. Después de escuchar cosas así lo único que se puede hacer es dar las gracias a Los Madison por existir. En parecidos parámetros se mueven Skyline y la preciosa Casi siempre, mientras que la energía vitalista llega con el rock guitarrero de temas como Dividido o Sígueme despacio y con los ecos de blues y soul de Blanco fácil y Juego sucio, uno de los temas más potentes del álbum. El trabajo incluye también Entre tú y yo, una canción de seis minutos y pico que en sus partes instrumentales puede parecer concebida en el mismísimo loft de Wilco en Chicago, aunque Txetxu la ve más en el universo Richard Hawley y no seré yo el que contradiga a quien la ha escrito. El tema de descarga en iTunes es Vulnerable, un elegante medio tiempo en cuya letra el autor desnuda su alma una vez más.

El disco es, pues, un auténtico lujo para los amantes del pop rock de patrón clásico que cuenta además con invitados ilustres como Miguel Ríos (“pongo al vaso sólo lo justo para volverte loca de amor”, canta sobrado el veterano rockero en Juego sucio); el guitarrista Ramón Arroyo, que “secretiza” Me estoy vendiendo mal; Julián Maeso, protagonista al Hammond de momentos vibrantes; Toni Brunet, con un pedal steel que es sinónimo de elegancia en Casi siempre, y César Pop, quien junto a Txetxu interpreta Ropa nueva y hace revolotear pianos sugerentes en varios pasajes del álbum.

Hace unos días, el cantante de Los Madison tuvo el bonito gesto de acercarse a la sede social de Esa canción me suena y grabar con su Gibson una versión acústica y desnuda del tema que da título al trabajo. Con enormes agradecimiento y cariño, la pinchamos aquí dedicada para todos los lectores:

Hay algo de lo que Los Madison pueden presumir, al margen de sus grandes canciones y de su directo espectacular, y es de un público fiel y comprometido. Tanto que cuando hace unos meses la banda decidió buscar una línea de financiación a través del crowdfunding (micromecenazgo en el que todo el que lo desea aporta una cantidad para sacar adelante un proyecto) la respuesta de sus fans fue generosa, inmediata y mayoritaria. Una de las posibilidades que ofrecía aquella campaña era la de asistir a un concierto exclusivo, en el que la banda interpretaría íntegramente el disco en una sala pequeña para un público muy reducido.

Los Madison en Fotomatón.

Aquel concierto se celebró el pasado 17 de diciembre en la Sala Fotomatón y allí, además de disfrutar doblemente de un bolo brillante y de la primera escucha íntegra de Compás de espera, pude percibir un clima especial y emotivo, una complicidad entre la banda y el público con la que soñarían otros grupos. Y es que Los Madison han conseguido formar una especie de familia entre sus seguidores que cada día va creciendo y cuyos miembros se conocen a fuerza de coincidir en conciertos y saludarse en las redes sociales. Una familia dispuesta a lo que sea para hacer que Los Madison lleguen al gran público, convencida como está del privilegio que supone para el panorama musical español contar con una banda de este calibre.

Disponible el 6 de marzo en las tiendas de discos, Compás de espera puede significar el salto cuantitativo para un grupo que, además de un talento natural, conserva intactos los valores de la capacidad de sacrificio y de la humildad. Una banda formada por músicos que siguen alucinando con el hecho de que haya gente en Huesca, Valencia o Jaén dispuesta a coger un tren y viajar a Madrid exclusivamente para verlos actuar. Soñadores que no han perdido la inocencia y que, sin darse la menor importancia, sin aspavientos, van y regalan al mundo una jodida maravilla como Compás de espera. Desde ya, uno de los grandes discos de 2012. Así que Carlos, Txetxu, Alfonso, Josito, gracias por el tremendo esfuerzo. La espera ha merecido la pena.

*Nota del autor. Quiero agradecer a todos los miembros de Los Madison su profesionalidad, cercanía y sencillez siempre, y de forma especial a Txetxu Altube por su generosa contribución a este post.

Si te ha gustado esta entrada, por favor, copia el enlace y compártelo con tus amigos. Gracias ;-)

Si quieres unirte a la página de este blog en Facebook, pincha aquí. Si también lo quieres seguir en Twitter, aquí.

About these ads

7 pensamientos en “Los Madison. Pista abierta a “Compás de espera”

  1. Pasada de canción y detallazo de Txetxu por interpretarla para el blog. Estoy deseando que el nuevo disco esté en las tiendas para ir a por él.
    Y gracias una vez más, Chema, por hacernos sentir la música tan bien antes de escucharla.

  2. Espectacular post como espectacular será el disco. Gracias Chema por lo primero y gracias a Los Madison por lo que se nos viene encima en marzo!!!

  3. Cayo en mis manos por casualidad un cd suyo, lo escuche y Flipe, tras ese momento mágico, busque en la web y me acerque a verles a la sala Penélope en madrid y allí se confirmo mi sospecha, son mágicos, el viernes pasado hice maletas y me fui a Barcelona a verles el resultado: quiero mas. Sois grandes, animo .

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s